Última Hora

Internacional

Disidente cubana Yoani Sánchez pide en Madrid reformas más profundas al castrismo

"Las reformas van en la dirección correcta. Vamos en la dirección de tener más espacios privados y quitar prohibiciones absurdas".

AFP Agencia Hace 4/23/2013 10:08:00 AM

MADRID, 23 Abr 2013 (AFP) - La disidente y bloguera cubana Yoani Sánchez reconoció este martes en Madrid que las reformas económicas emprendidas por el gobierno de Raúl Castro van en la dirección correcta, pero pidió mayor velocidad y profundidad.

"Las reformas van en la dirección correcta. Vamos en la dirección de tener más espacios privados y quitar prohibiciones absurdas como que los cubanos no podíamos ir a un hotel, no podíamos tener un celular o no podíamos comprar ni vender casas", dijo Sánchez en Madrid, donde presenta su libro "Wordpress. Un blog para hablar al mundo".

"El problema no es la dirección. El problema es la velocidad y la profundidad", aseguró.

"Hay que promover reformas integrales porque no se ha avanzado absolutamente nada en el plano de los derechos ciudadanos", consideró la activista, que emprendió una gira internacional tras conseguir en enero su pasaporte gracias a la entrada en vigor de la reforma migratoria aprobada por el castrismo.

Sánchez, autora del blog "Generación Y" y una de las voces más reconocidas de la disidencia cubana, defiende la unión del activismo cubano en torno a un objetivo común, la democracia, aunque descarta la posibilidad de una revuelta en las calles como en la primavera árabe.

"No es que la gente no proteste, pero protesta con los pies: yéndose del país", dijo la conocida bloguera. "Yo preferiría que la gente se quedara y luchara por lo que quiere cambiar en la isla, pero es muy duro decirle eso a una persona", añadió.

La activista también lamentó la pervivencia del embargo estadounidense sobre la isla porque es "el gran pretexto del gobierno cubano que lo explica todo" y desplaza la atención de otros temas.

En cambio, se mostró partidaria de la posición común de la Unión Europea en este sentido.

"El gobierno cubano no ha hecho absolutamente nada para cambiar esta posición común: no ha permitido la discrepancia, la libre asociación, no ha ratificado los pactos por los derechos humanos. Si su política no ha cambiado, ¿por qué debería cambiar la posición europea?", se preguntó.