Última Hora

Según el Foro de Occidente, las redes sociales y la presión en la calle fueron determinantes para que el gobierno diera marcha atrás con la concesión de la carretera a San Ramón.

Una vez más, los costarricenses dejaron claro que el humor es la forma favorita de protestar.

A través de redes sociales, diferentes grupos manifestaron su desacuerdo con la concesión.

La presión también se hizo sentir en las calles, el pasado 11 de abril pero las redes sociales fueron determinantes para informar.

La página “Carretera sí, Concesión no” publicó decenas de mensajes contra la empresa OAS y el ministro de Transportes, Pedro Castro.

El rechazo a la concesión fue tan grande, que de seguro muchos hubieran preferido que les dijeran abiertamente que se trataba de un “choripeaje”.

El Foro de Occidente mantiene en pie la reunión pactada para este martes a las 7 de la noche en naranjo. Según el grupo, esta vez se centrarán en determinar cuál es la carretera que de verdad se necesita.