Última Hora

La concentración debe estar al tope. Debe haber fuerza y agilidad.

Este deporte, el Goal Ball, poco a poco se abre camino entre la población no vidente de nuestro país.

Es un reto físico y mental que les encanta. Son personas acostumbradas a derribar barreras, a comerse los retos.

El equipo tico se estrenó en actividades competitivas. Lo afrontaron con esfuerzo y seriedad.

En un partido complicado perdieron el bronce, pero demostraron que en próximas competiciones, tienen mucho que dar.

En esta ocasión, de su esfuerzo y trabajo, todos aprendimos.