Última Hora

En los últimos meses hemos sido testigos gracias al lente de una cámara de seguridad de la presencia de mujeres cometiendo varios delitos.

Y aunque las autoridades judiciales realizan detenciones de grupos organizados de mujeres semanalmente los números indican que los hombres encabezan las estadísticas de delincuencia, aun así muestran un aumento considerable en delitos específicos por parte de las damas.

Según el Estado de la Nación, el Censo del 2012 muestra a 400 mil mujeres como cabezas de hogar, lo que significa un 34.6% de la población tica.

Números que hacen pensar a las autoridades que el buscar el sustento para sus familias es un detonante social importante para el aumento de este grupo delictivo.

Entre los casos más sonados podemos recordar el de la banda de “Las Gordas”, varias mujeres que robaban ropa en tiendas de San José y que las escondían debajo de sus enaguas.

Como ellas está el caso de las mujeres que robaban tarros de leche en polvo en supermercados o por mencionar algunos tan solo el día de ayer se realizó la detención de las empleadas de una escuela que trabajaban en el comedor de la institución y que se robaban los víveres de ese centro educativo.