Última Hora

Una colilla de pago encontrada en la escena de un crimen, en un bananal en Guápiles, podría servir a las autoridades para  identificar a la víctima que habría sido ultimada con disparos de AK-47.

Dos trabajadores que fumigaban una plantación bananera en Cariari de Pococí, encontraron a las 2:20 p. m. de este viernes un cuerpo quemado.

El hallazgo fue en la finca Palo Verde, que está unos 12 kilómetros al oeste del centro de Cariari.

Según Eladio Marín, peón agrícola, estaban fumigando las plantas de banano en compañía de otros trabajadores, cuando divisaron un cuerpo quemado tirado en un canal de unos dos metros de profundidad en medio del plantío.

 Estaba boca abajo, a unos 75 metros de la vía principal. Se trata de un hombre aún no identificado que tiene entre 25 y 30 años, es de tez morena y estaba atado de pies y manos. Vestía un short y presentaba un impacto de bala en la cabeza.

Agentes del Organismo de Investigación Judicial (OIJ) llegaron a eso de las 4 30 p. m. al sitio para recoger evidencias, entre ellas un documento que estaba cerca de donde apareció el cadáver.

Tras una revisión de la escena por agentes del OIJ, ubican cerca del cuerpo dos casquillos de arma tipo fusil de asalto AK-47 como un plomo que podría ser de esta arma.

Al sitio llegaron dos hermanos  de un hombre de 27 años vecino de finca Dos de Ticabán en Pococí, ellos intentaron saber de quién correspondía el cuerpo, pues aseguran que su hermano esta desaparecido desde el día de ayer.

Trascendió que el cuerpo estaba atado de pies y manos, además tenía la cabeza destrozada en apariencia ocasionado por un impacto de bala, y se encontraba quemado.

Vestía una pantaloneta corta y estaba descalzo. Según los denunciantes el hombre desaparecido responde a Ademar Jiménez Gómez de 27 años.

La policía sospecha que el cuerpo corresponda al hombre desparecido en Ticabán.

El caso quedo en manos de agentes del OIJ de Guápiles. El cuerpo fue levantado a las 7:55 p. m. por orden de juez Rodrigo Ballecillos.