Última Hora

Tecnología

Sensor para ayudar a proteger a los fumadores pasivos

Los efectos al humo del tabaco en los niños y jóvenes pueden incluir un aumento del riesgo de padecer pulmonía, bronquitis, asma...

Hace 4/19/2013 12:37:00 PM

Los efectos al humo del tabaco en los niños y jóvenes pueden incluir un aumento del riesgo de padecer pulmonía, bronquitis, asma e incluso el síndrome de muerte súbita del lactante, conocido también como síndrome infantil de muerte súbita.

Aunque algunos padres intentan no fumar cerca de sus hijos y para conseguirlo van a un cuarto diferente o salen a fumar a otro espacio abierto anexo a la vivienda, puede que aun así no se aparten lo suficiente de sus hijos.

De momento sólo en fase de prototipo, hay un sensor que permitirá al padre fumador o a la madre fumadora ver si sus precauciones dan o no buen resultado.

El dispositivo puede detectar inmediatamente la presencia del humo, el que inhalan los fumadores pasivos y que viene del extremo ardiente de un cigarro o de las bocanadas de humo exhaladas por el fumador, e incluso la del humo que se encuentre a distancias más alejadas, como por ejemplo el residuo del humo de tabaco que persiste, pegado a superficies, incluyendo ropa, mucho tiempo después de que un cigarrillo ha sido apagado.

Este sensor, creado por el equipo del químico Joseph Bel Bruno, del Dartmouth College en Hanover, New Hampshire, Estados Unidos, es más pequeño y más ligero que un teléfono móvil (teléfono celular), siendo de hecho similar en tamaño a una cajetilla de fósforos.

El dispositivo cuenta con un sensor que se vale de películas de polímero para captar y medir la nicotina en el aire.

El dispositivo graba los datos en una tarjeta de memoria SD, pero no se descarta fabricar un modelo que posea una pantallita LED para proporcionar lecturas instantáneas.

El intento del proyecto no es hacer que la gente abandone el hábito de fumar, sino que pueda evitar exponer a sus hijos al humo de los cigarrillos que fuma en casa.

Además de sus usos para salvaguardar la salud de los niños, hay otras aplicaciones para este nuevo detector de humo de tabaco. Instalado en automóviles de alquiler, en habitaciones de hotel y en restaurantes, este dispositivo podría vigilar el cumplimiento de las leyes que en algunos países prohíben fumar en determinados espacios públicos, e incluso ya se tiene en mente una versión dotada de sistema de alarma.