Última Hora

Internacional

Acusado afirma que no hubo riesgos para las mujeres con implantes PIP

"No hice correr riesgos", dijo Mas, de 73 años, que fundó y dirigió la firma francesa Poly Implant Prothese.

AFP Agencia Hace 4/19/2013 7:43:00 AM

MARSELLA, 19 Abr 2013 (AFP) - El principal acusado en el proceso por los implantes mamarios defectuosos que se realiza en Marsella (sur de Francia), el fundador de la empresa PIP Jean-Claude Mas, reconoció el viernes los problemas pero sostuvo que no hubo riesgo para la salud de las decenas de miles de mujeres portadoras de los mismos.

"No hice correr riesgos", dijo Mas, de 73 años, que fundó y dirigió la firma francesa Poly Implant Prothese (PIP), el 85% de cuyos implantes eran exportados, 50% a América Latina.

Mas y otros cuatro directivos de la firma son juzgados por "engaño agravado" y "estafa" por haber fabricado implantes con un gel de silicona impropio para uso médico. Son pasibles de cinco años de prisión.

"Ese tipo merece ir a la cárcel. Actuó como un terrorista, poniendo una bomba de tiempo, una bomba atómica, en nuestros cuerpos", declaró a la AFP desde Bogotá una abogada colombiana de 28 años, Surany Arboleda, portadora de prótesis PIP.

En este proceso, 5.250 mujeres, francesas en su mayoría, se declararon demandantes. En total, se considera que unas 300.000 mujeres en el mundo se hicieron implantar esas prótesis adulteradas.

Ante un centenar de esas mujeres, mas se defendió con firmeza, sosteniendo que "no había riesgos" para las mujeres concernidas.
"El gel PIP no estaba homologado, pero era homologable", dijo. "En nivel de toxicidad, es igual que el Nusil" (el gel homologado para uso médico), agregó, denunciando que fue víctima de una "delación".

Con una total seguridad en sí mismo, Mas explicó que su fórmula procedía de un cirujano plástico, precursor de los implantes en los años 60, con quien él trabajó en los años 80.

Según las autoridades sanitarias francesas, aproximadamente una cuarta parte de las prótesis PIP retiradas desde que estalló el escándalo eran defectuosas, aunque no está demostrado que presentan un riesgo aumentado de cáncer. Se está realizando al respecto una investigación epidemiológica de diez años.

Tras el interrogatorio de los otros cuatro acusados este viernes, el proceso continuará el lunes con las declaraciones de los testigos de cargo. Seguirán los testigos de la defensa y luego los informes de los peritos.

Entre el centenar de demandantes que seguían presentes el viernes (cerca de 400 de ellas asistieron a la audiencia de apertura el lunes) era perceptible un cierto sentimiento de alivio.

Isabelle Traeger se declaró "calmada". Mas "no esconde nada", dijo Traeger, enfermera de 56 años de edad, declarándose convencida de que será condenado "aunque no reconozca todavía" que su gel "es un veneno".

Paralelamente a este proceso, otros dos procedimientos judiciales están en curso en Francia por el escándalo PIP. Uno por heridas y homicidio involuntarios y otro sobre los flujos financieros generados por el fraude y sobre el patrimonio de los directivos de la empresa antes y después de la declaración de quiebra.

Más allá de este primer proceso y de las cinco inculpaciones, los defensores de las víctimas tratan de establecer otras responsabilidades del lado de la empresa de control alemana TÜV, de los proveedores de siliconas de PIP o de la agencia francesa de seguridad de los productos de salud.