Última Hora

“A mí me parece que esa decisión es como perfumar una chancha, no tiene ningún sentido. Ni que lo separen del caso, ni de sus funciones, aquí el tema de fondo es la concesión”.

Estas fueron las palabras del legislador Luis Fishman tras el anuncio del gobierno de separar al ministro Pedro Castro de las mesas de diálogo en el caso de la concesión a la ruta a San Ramón.

Fishman y otros diputados creen que esta medida no es suficiente pues el tema realmente importante es el futuro de la concesión.

Ayer, la presidenta Laura Chinchilla separó al ministro Castro, en una solicitud hecha por el mismo jerarca de Transportes.

Las autoridades afirman que esta decisión es una muestra de transparencia y que fue el propio ministro de Obras Públicas quien pidió que lo separaran de este caso.

Ahora Castro se enfocará en otras labores. Esta decisión se toma en medio de múltiples declaraciones de ciudadanos, líderes comunales y diputados que califican a Castro como "vocero de la empresa concesionaria OAS".

Y es que Castro fue asesor de la compañía que le pagó 5 millones de colones por algunos trabajos.