Última Hora

Internacional

Menos de 5% de carne de caballo en miles de productos analizados por la UE

El 15 de febrero, en pleno escándalo al descubrirse carne de caballo en platos que supuestamente debían contener sólo carne de vaca

AFP Agencia Hace 4/16/2013 7:32:00 AM

BRUSELAS, 16 Abr 2013 (AFP) - La Unión Europea detectó menos de 5% de carne de caballo en el análisis de miles de productos para responder al escándalo de los platos que en principio debían contener solamente carne vacuna, indicó este martes la Comisión Europea.

El 15 de febrero, en pleno escándalo al descubrirse carne de caballo en platos que supuestamente debían contener sólo carne de vaca, Bruselas lanzó un plan para realizar unos 2.250 tests ADN en platos preparados, así como análisis para detectar la presencia de fenilbutazona --un antiinflamatorio nocivo por la salud del ser humano-- en las carcasas de los caballos.

La Comisión Europea indicó el martes que se había descubierto menos de 5% de carne de caballo en los productos analizados. Y 0,6% de la carne de caballo controlada contenía fenilbutazona.

Un comunicado fue publicado brevemente hacia las 12H00 (10H00 GMT) en el sitio web de la Comisión Europea, pero luego fue retirado. Otro comunicado será publicado hacia las 15H00 o las 16H00 (13H00 o 14H00 GMT).

Los resultados de los tests serán debatidos el viernes por el "Comité permanente de la cadena alimentaria y de la salud animal", integrado por representantes de los Estados miembros y presidido por un representante de la Comisión, indicó además Irlanda, que ocupa la presidencia semestral de la Unión Europea (UE).

Se habían previsto entre 10 y 150 tests en cada uno de los países de la UE, en función de su tamaño, mientras se debía tomar una muestra por cada 50 toneladas de carne equina. La Comisión Europea pagará el 75% de los gastos.

En cuanto a la fenilbutazona, "se reitera que no existe un peligro inmediato en la Unión Europea con ese producto", declaró Frédéric Vincent, el portavoz del comisario europeo encargado de la salud y del consumo, Tonio Borg. Sin embargo, recordó que ese producto sigue estando"estrictamente prohibido en la alimentación humana".

La Autoridad Europea de Seguridad de los Alimentos y la Agencia Europea de los Medicamentos habían considerado en una opinión publicada el lunes que la exposición de los consumidores a la fenilbutazona a través de la alimentación era débil.

"La opinión de las dos agencias muestra que no hay preocupación en ese sentido. Sería necesario comer cientos de hamburguesas de caballo durante meses para eventualmente sufrir problemas debido a la fenilbutazona", declaró Vincent.

El escándalo de la carne de caballo causó gran preocupación en Europa después del descubrimiento, a mediados de enero en Irlanda y Gran Bretaña, de hamburguesas que contenían carne equina. Se retiraron millones de platos preparados de los anaqueles de los supermercados, cuyas ventas cayeron, quebrantando la confianza de los consumidores.

Algunas empresas multinacionales se vieron afectadas, como el grupo suizo Nestlé y el gigante sueco del mobiliario Ikea, que se vio obligado a retirar las albóndigas de carne que eran servidas en los restaurantes de sus comercios.

El 10 de abril, las autoridades sanitarias holandesas advirtieron que 50.000 toneladas de carne vacuna vendidas en toda Europa podían contener carne de caballo.

El escándalo de la carne equina reavivó la polémica sobre la necesidad de colocar etiquetas sobre el origen de la carne que forma parte de los platos cocinados. Ante la presión de varios Estados miembros, la Comisión Europea se comprometió a difundir un informe sobre esa cuestión hacia fines del verano o principios del otoño (boreales).

Desde el problema de la vaca loca, los industriales están obligados por la reglamentación europea a mencionar el tipo de carne que entra en sus preparaciones, pero no su origen.

Bruselas quiere fortalecer las sanciones financieras aplicables en caso de fraude alimentario y reforzar los controles que se deben efectuar si se presenta una crisis similar a la de la carne de caballo. Esas disposiciones están contenidas en un paquete legislativo que será presentado en la primavera (boreal), pero que no entrará en vigor antes del fin del mandato actual de la Comisión, en mayo de 2014.