Última Hora

Corrían las 4 horas y 10 minutos de competencia, cuando se presentaron dos explosiones en la línea de meta del maratón 117 de Boston, que reunió en esta ocasión a 300 mil atletas.

Estas explosiones causaron la muerte de tres personas y al menos 69 heridos, informó la vocera de la policía de esa ciudad.

Los corredores profesionales que participaban en la carrera habían terminado una media hora antes de que se escucharan las explosiones, pero cuando éstas ocurrieron, con un intervalo de 10 segundos, todavía continuaban llegando a la meta más atletas.

Minutos después de las explosiones en el maratón, las autoridades informaron sobre un tercer estallido en la biblioteca John f. Kennedy, en la misma ciudad de Estados Unidos.

Aunque en un principio han asegurado que los investigadores "trabajan con la hipótesis de que ambas explosiones estuvieran relacionadas", minutos después la misma policía informaba de que la explosión de la biblioteca se debía a un incendio que no tenía que ver con los atentados en la línea de meta de la competencia".

Las explosiones han provocado escenas de pánico entre los asistentes, algunos de los cuales fueron derribados por el impacto. Otros muchos trataban de huir desordenadamente, entre gritos y llantos, dejando atrás huellas de sangre en el pavimento y un rastro de objetos destrozados en medio del caos.

Antes de la rueda de prensa, la policía de Boston afirmó que localizaron otros dos artefactos que serían desactivados posteriormente.

Tras conocerse las explosiones, las autoridades de la ciudad decidieron evacuar otros hoteles de la zona. Las ciudades de Nueva York, Los Ángeles y Washington también han decidido aumentar la seguridad, ante el riesgo de que los sucesos en Boston sean parte de un ataque terrorista.

Este maratón, como el de Nueva York, es uno de los acontecimientos más protegidos y vigilados de los que se celebran en Estados Unidos, pero es también uno de los más vulnerables, ya que se trata de una carrera popular cuyo atractivo radica en la participación masiva.

La organización y la policía disponían de numerosas cámaras a lo largo del recorrido y, especialmente, en el punto de meta, lo que debería de ayudar a un esclarecimiento rápido de este suceso.

El maratón de Boston se ha realizado en el día del patriota, el tercer lunes de abril, desde 1897.