Última Hora

 Costa Rica tiene 970 kilómetros cuadrados de arrecifes, que albergan cientos de especies marinas.

De esa extensión, 873 kilómetros están en serio riesgo de desaparecer por culpa del ser humano.

La pesca indiscriminada, la contaminación y las malas prácticas turísticas están a punto de pasarnos la factura.

Ante la problemática ¿qué hay que hacer?

Las especies marinas que habitan en los arrecifes no son las únicas que se verían afectadas por su desaparición.

Según un estudio de la Asociación Interamericana para la Defensa del Ambiente, la desaparición de los arrecifes afectaría el ecosistema.

Aunque los arrecifes no se pueden sustituir, el país gastaría 582 millones de dólares en dispositivos artificiales que intenten hacer el mismo trabajo.

La organización que realizó el estudio afirma que no hay un tiempo límite para intervenir los arrecifes pero que se debe hacer lo antes posible para que las consecuencias sean menores.