Última Hora

Hasta el momento no ha sido necesaria la atención de ningún paciente afectado por la ceniza del Volcán Turrialba, según el último reporte de la Caja Costarricense del Seguro (CCSS).

Las autoridades aseguran que la población no tiene por qué alarmarse, ya que esta emanación no representa un riesgo para la salud en pequeñas cantidades.

Las únicas personas que podrían verse afectadas son las que tienen problemas respiratorios o las que por su trabajo están expuestas a las partículas por tiempo prolongado.

En estos casos se recomienda proteger las vías respiratorias utilizando un pañuelo húmedo, o usar mascarilla y protección ocular si hay exceso de las partículas en el aire.

Los expertos también recomiendan tapar correctamente las fuentes de agua para consumo, equipos electrónicos, canoas y desagües para evitar acumulación de ceniza.

También es importante lavar correctamente los alimentos que se van a consumir.

La Caja mantiene una alerta verde en el hospital William Allen de Turrialba, ubicado a 36 kilómetros del volcán.