Última Hora

La Selección de Costa Rica viajó a Asia para sus más recientes fogueos con dos porteros, situación que provocó que ante Corea del Sur los suplentes en caso de que Keylor Navas no pudiera actuar fueran Bryan Ruiz y Álvaro Saborío, pues Esteban Alvarado no estaba disponible.

Para Gabelo Conejo, preparador de porteros, esto es una lección para que la Tricolor siempre viaje con tres guardametas.

"Habría sido Ruiz o Saborío, porque a ellos dos les gusta ponerse en el marco cuando hacemos las 'mejenguitas' y están más familiarizados con la posición", explicó.

Conejo agregó que una anécdota como esta podría ocasionar que La Sele pierda el prestigio que ha ganado durante el presente año.

"Se habría visto muy feo que por alguna razón un jugador de campo se colocara como portero", sentenció.

Se espera que ante Uruguay, duelo programado para el 13 de noviembre, se cuente con tres arqueros.