Última Hora

 

Los asistentes al Festival Nacional de las Artes, no dejan de sorprenderse con el talento costarricense.

Un hombrecito de madera, cariñoso, bailarín y muy enamorado, hizo de las suyas en la comunidad de Guayabo.

Este particular artista, disfruta del contacto con el público y se ganó el corazón de todos aquellos que lo conocieron en la comunidad de Guayabo.