Última Hora

Shoshana Roberts decidió probar que el acoso en las calles va desde un "piropo" bien intencionado hasta insinuaciones y aproximaciones físicas intimidantes.

Ella y su compañero, Rob Bliss, comprobaron su hipótesis con el siguiente experimento: ella caminó por 10 horas en las calles de Manhattan mientras él lo hacía adelante con una cámara oculta en su salveque.

En el video de casi dos minutos que subieron ayer a YouTube se observa donde Roberts -quien vistió jeans y una camiseta, tenis y un salveque- fue objeto de innumerables comentarios.

Al final del video se explica que este proyecto social busca concienzar sobre el acoso en sus diferentes expresiones.