Última Hora

El 99 por ciento de la policía es gente honesta y trabajadora, pero despedir o sancionar al 1 por ciento restante se ha convertido en una misión casi imposible.

En 7 días analizamos las razones por las cuales las autoridades tienen que pasar por un vía crucis para deshacerse de un oficial que se pasa al otro lado de la ley.