Última Hora

El Real Madrid se dejó el primer clásico de la liga española en esta temporada 2014-2015. Un contundente 3-1 mostró un Madrid virtuoso y un Barcelona lleno de interrogantes.

Los blancos iniciaron el partido abajo en el marcador, ya que a los 3 minutos una combinación de Suárez y Neymar terminó en el fondo del marco de Casillas.

Los primeros 20 minutos se tiñeron de azul grana en el Santiago Bernabeu, pero el empuje local fue mermando el buen momento de la visita.

El castillo de arena se empezó a derrumbar al 35’ con el gol de penal de Cristiano.

En la segunda parte el Madrid borró de la cancha a los barcelonistas y los goles de Pepe al 50’ y Benzema al 61’ fueron suficientes para hundir al Barcelona.

Al final del encuentro no podía objetarse el marcador. Madrid fue superior y recortó distancias con un líder que se vio flojo e inseguro.