Última Hora

Una investigación de la Policía Fiscal, en conjunto con la Dirección de Inteligencia y Seguridad (DIS), permitió ubicar una bodega en Grecia donde se almacenaban unos 15.000 litros de licor.

Asimismo, las autoridades detectaron a los presuntos dueños de esta mercancía.

Se trata de un hombre de apellido Corrales y una mujer de apellido Paniagua. Sin embargo, lo que llamó la atención de la Policía fueron unas mil facturas del Depósito Comercial de Golfito que tenían en su poder estas personas.

Por esto, los oficiales presumen que parte del producto fue comprado exento de impuestos en Golfito para luego ser comercializado, lo cual es un delito.

En el allanamiento se decomisaron botellas de wisky, tequila, vodka, cerveza y vino.

Además, 1.000 cigarrillos que contaban con autorización para ser vendidos sólo en Nicaragua.

Los agentes también hallaron un arma de fuego con 50 proyectiles, ₡5.000.000 colones en efectivo, $1.700, y decomisaron un camión.