Última Hora

Internacional

El cultivo de opio creció un 36% en Afganistán hasta alcanzar cifras récord

El cultivo de opio en Afganistán creció un 36 % en 2013 respecto al año anterior hasta alcanzar cifras récord.

Agencia EFE Hace 10/21/2014 12:41:00 PM

El cultivo de opio en Afganistán creció un 36 % en 2013 respecto al año anterior hasta alcanzar cifras récord, pese a que desde 2002 Washington ha invertido 7.600 millones de dólares en contra de esas plantaciones, informó hoy el organismo que supervisa los fondos estadounidenses en ese país.

La Oficina de Inspección General en Afganistán (SIGAR) presentó un informe en el que critica el uso millonario de fondos estadounidenses sin resultados visibles.

"A pesar de gastar más de 7.000 millones de dólares en combatir el cultivo del opio y desarrollar las capacidades del Gobierno afgano en la lucha contra el narcotráfico, se alcanzaron cifras récord en 2013", asegura la SIGAR.

Según la Oficina de las Naciones Unidas contra la Droga y el Delito (ONUDD), la producción de opio en 2013 aumentó un 49 % respecto a 2012 y su área de cultivo creció hasta las 209.000 hectáreas, muy por encima del anterior récord de 193.000 hectáreas registrado en 2007.

El informe de la SIGAR cita a la embajada de Estados Unidos en Kabul, que reclama la implicación total del Ejecutivo afgano y sus ciudadanos para combatir la expansión del opio.

"El fracaso en reducir el cultivo de opio se debe a la falta de apoyo por parte del Gobierno afgano", sentenció el Departamento de Defensa estadounidense, como reacción a los datos de la SIGAR.

Afganistán es el principal productor de adormidera del mundo y, en 2012, el 75 % de la heroína mundial procedía de este país (frente al 90 % registrado hasta 2010), a pesar de los esfuerzos de la comunidad internacional por erradicar su cultivo e impulsar otro tipo de plantaciones.

De acuerdo con datos de la ONU, los ingresos que genera el opio financian el 15 % de las actividades de los talibanes, quienes han incrementado sus acciones contra las fuerzas gubernamentales.

Afganistán atraviesa una de sus etapas más sangrientas después de que el año pasado las fuerzas locales se hicieran responsables de la seguridad tras la retirada paulatina de la misión de la OTAN, que culminará a finales de este año.

Estados Unidos ha anunciado que mantendrá a unos 9.800 soldados en territorio afgano hasta que concluya 2016.