Última Hora

El tatuaje es una invasión bajo la epidermis, se hace con el fin de alterar el color de la misma. Este arte tiene miles de años de practicarse, sin embargo,  algunos dermatólogos alertan respecto a reacciones negativas que suelen atender en sus consultorios. 

Esto debido a que el tatuaje puede disparar algunos padecimientos que ya se tenían en la piel pero que no se habían activado. Por ejemplo, alergias o enfermedades como la soriasis.

También existen algunos tipos de cáncer como el melanoma que aunque no sea causado por el tatuaje, este podría ocultarlo, sobre todo si se hacen encima de áreas con lunares.

No todas las reacciones negativas aparecen de inmediato, pero eso no quiere decir que no exista una lesión en la piel.

En el caso de los tatuajes permanentes, existen tintes que son más propensos a detonar reacciones.

La dermatóloga Vanessa Fumero recomienda antes de hacerse un tatuaje consultar con un especialista para realizar estudios y verificar antecedentes de enfermedades en la piel.

Observe la nota completa en el enlace.