Última Hora

Una pareja amorosa debe apoyarse el uno a otro, y en Maine, en los Estados Unidos, lo toman muy en serio.

Cincuenta hombres salieron a toda velocidad con su media naranja a cuestas, para ganar el Campeonato Anual de Esposas en Brazos.

Los hombres tuvieron que llevar a sus parejas a través de una carrera de obstáculos de 250 metros, tan rápido como pudieron.

Y como en toda relación, hubo altibajos. Al final, un par de lugareños fueron los ganadores de este año.

El premio es tan grande como lo que pese su esposa. En este caso por los 48 kilos que cargó, el ganador se llevó 48 cervezas y 480 dólares, unos 260.000 colones.

Así, uno de los hombres se convirtió en el más feliz de todos por llevar el peso del matrimonio sobre sus hombros.