Última Hora

La violencia que afecta a todos los estratos de la sociedad costarricense preocupa a la nueva defensora de los habitantes, Monserrat Solano.

Nuestro país vive una ola de violencia en el seno de las familias, en los centros educativos, en el trabajo, y en la calle. Para la defensora este es un tema de urgente atención.

Esta violencia se palpa en el aumento de los asesinatos a mujeres, abandono de adultos, maltratos a niños y adolescentes y asesinato de personas en plena vía pública, acotó la funcionaria.

"Hay que luchar contra las causas y efectos de la violencia que existe en el ámbito familiar, en el trabajo, en la calle y en la vida cotidiana", asegura Solano.

"La indiferencia no nos puede golpear como país en estas situaciones", añade ella.