Última Hora

Laura Arroyo es una bióloga que hace seis años se convirtió en madre por primera vez. Debido a su preocupación ambiental decidió hacer algo que pocas mamás hoy día se atreverían: dejar los pañales desechables y volver a las mantillas.

Arroyo asegura que además del impacto ecológico que representan los pañales desechables para el ambiente son  un inmenso ahorro económico.

Ella dice que a diferencia de lo que piensan algunas mamás, los pañales de tela modernos no representan mayor esfuerzo ni cambio en la rutina.

Otros beneficios es que los materiales son impermeables mientras que la parte que tiene contacto con el bebé es de algodón, por lo que no hay riesgo de alergias.

Al principio los diseñó para su bebé, pero luego vio en esto una oportunidad de negocio que ha ido creciendo y ha diversificado los tipos de pañal.

Si desea obtener más información llame al 8915-59 79  o a  8352-84 27.