Última Hora

Las llagas en la boca, también conocidas como aftas, suelen aparecer en forma de manchas blancuzcas muchas veces dolorosas. Suelen situarse en la parte interna de los labios, las mejillas, el paladar y la lengua.

Sus causas son diversas, entre ellas el uso de apartados dentales, alguna herida, una infección viral, problemas de nutrición, cambios hormonales e inclusive alergias o estrés.

Existen decenas de remedios que pueden ayudar a acelerar el proceso de recuperación, desinfectar la herida y disminuir la molestia.

Uno muy común es mezclar agua con sal y hacer enjuagues suaves constantemente. Esto también se puede hacer sustituyendo al agua por bicarbonato de sodio.

Otro remedio puede hervir hojas o semillas de culantro en una taza de agua, luego colarlas, esperar a que se enfríen y hacer enjuagues suaves 4 veces al día.

También puede usar una bolsa de té negro, blanco o verde y ponerla en la herida.