Última Hora

Entretenimiento

Un libro enciende el escándalo sobre el pasado de la princesa Letizia

Uno de los secretos es que la joven quedó embarazada unos años antes de casarse con el príncipe Felipe, y decidió abortar.

Thais Alfaro Hace 4/9/2013 3:23:00 PM

En medio del torbellino que ha generado la imputación de la infanta cristina en el caso de corrupción de su esposo Iñaki Urdangarín, la familia real española enfrenta un nuevo escándalo: este lunes salió a la luz pública un libro que revela intimidades de la princesa Letizia.

Uno de los secretos es que la joven quedó embarazada unos años antes de casarse con el príncipe Felipe, y decidió abortar en una clínica de Madrid, cuando todavía no pertenecía a la Casa Real de España, el 27 de octubre de 2002.

Según papeles originales que se reproducen en el libro y citados por el medio, "David Rocasolano era más que su primo”. Su estrecha amistad les unía de una manera muy especial.

David y Letizia, de la misma edad, estaban muy unidos. Su primo, licenciado en derecho por la universidad Carlos III de Madrid, era su abogado y quien se encargó de su primer divorcio, según informa el medio Vanitatis.

Años después, y antes de que se celebrara la boda real, Letizia confió en él, en presencia del príncipe Felipe, para que se deshiciera de los papeles de su antiguo aborto, cuenta el escrito.

Para evitar que la noticia se hiciera pública, la Princesa le pidió a su primo David que se deshiciera de cualquier constancia del aborto y evitar así que los reyes se enteraran del pasado de la futura reina de España y prohibieran el enlace.

Según el diario El Universal, cuatro meses antes de casarse con el príncipe Felipe de Borbón, Letizia Ortiz firmó unas capitulaciones matrimoniales de unas 50 páginas en las que se comprometió a que, en caso de separación matrimonial, renunciaba por completo a la custodia de sus hijos. Y lo hizo obligada por la Casa Real, pese a que su primo, amigo y abogado, David Rocasolano, le aconsejó que no lo firmara, pues el documento era ilegal.

“Adiós, Princesa”, también cuenta la mala relación con sus hermanas. Otro de los capítulos más sorprendentes es el relativo al suicidio de Erika, hermana de la princesa, el 7 de febrero del 2007. Según el autor del libro, como resultado de “la presión mediática” (por ser la hermana de la princesa).

Rocasolano narra que no vio a Letizia derramar una sola lágrima. “Hierática. Daba instrucciones hasta el punto de que me parecía que estaba dirigiendo cualquier acto protocolario”, escribe Rocasolano.

La Casa Real se ha encargado de evitar que el libro se difunda con presiones a los diferentes medios de comunicación.