Última Hora

Las estafas con vehículos robados en otros países es una constante difícil de controlar para las autoridades costarricenses.

Por ello, el Organismo de Investigación Judicial (OIJ) llama a maximizar las medidas a la hora de comprar carros usados, porque puede que a usted le estén induciendo a cometer un delito.

Ahora un proceso legal largo inicia para el cliente de una abogada.

Se trata de una inversión no menor a los 20 millones de colones para adquirir un BMW 2006 que ahora está  en manos de las autoridades por denuncia de robo en Panamá.

El director del OIJ, Francisco Segura, reconoce que controlar esta situación es complicado.

Ingreso del vehículo al país

Una frontera relativamente sencilla de cruzar facilita el trabajo de los grupos organizados.

Por lo general el vehículo ingresa a Costa Rica con una carta de venta falsa y con ese documento inicia todo el proceso en el país.

Pago de impuestos, revisión técnica e inscripción se basan en ese documento fraudulento.

Las autoridades lo que recomiendan es maximizar los controles para verificar la procedencia del vehículo, principalmente cuando se compra de segunda.

Entre el 2013 y lo que va del año se recuperan 45 vehículos, en su mayoría procedentes de Panamá.

El robo y traslado de vehículo desde Costa Rica a otros destinos se reduce según las autoridades.

Si usted requiere información o consejo para evitar ser blanco de este tipo de estafa puede comunicarse al 2295-3116 del OIJ.