Última Hora

Los cuerpos de seguridad saben que octubre marca el inicio de una temporada de aumento en la delincuencia, por eso afirman que ya se preparan.

Robert Herrera Hernández, de 44 años y guarda de seguridad, recibió un impacto de bala en el brazo al intentar impedir un asalto en su trabajo en el lubricentro Greenlubs en Sabana Oeste.

Al parecer, el proyectil le atravesó el pecho y le ocasionó graves heridas, por lo que fue trasladado en condición delicada al hospital San Juan de Dios.

Para las autoridades, Herrera es una víctima del aumento en la delincuencia, ante lo cual toman medidas, especialmente por la llegada del aguinaldo y un habitual pico en asaltos y robos.

Para la Fuerza Pública, el tema de prevención es básico en esta temporada.

Ya inició el operativo de seguridad, en el cual se reúnen con dueños de comercios, seguridad bancaria y seguridad comunitaria para advertir de la temporada que se avecina,

En noviembre comienza la vigilancia por el pre aguinaldo, y el 1 de diciembre se instala formalmente el control y como parte de la operación aguinaldo, la cual finaliza en febrero del año entrante.

Esta temporada incluye los robos a viviendas, propiciados por las vacaciones.

Lo que más preocupa  a las autoridades es que ahora la delincuencia replica comportamientos propios de otros países, por lo que se vuelve más violenta. En especial con el uso de armas de un calibre mayor al que se utilizaban antes.