Última Hora

Un grupo de aficionados salvaron su vida de milagro este domingo cuando observaban el Rally Jolly en la localidad de Aosta, Italia.

Durante la competencia el piloto Peter Scavone perdió el control de su vehículo en una de las curvas y se fue contra un muro donde estaban varios espectadores.

De manera increíble el auto no tocó a ninguno de los presentes que se escaparon de una tragedia por escasos centímetros.