Última Hora

El repunte de casos de infecciones respiratorias graves que generalmente se da durante la época lluviosa, ya se empieza a reflejar.

Este fenómeno se percibe principalmente por la saturación en los servicios del Hospital Nacional de Niños. Por eso las autoridades de salud se mantienen en alerta.

Si se compara con el año anterior, en ese centro médico las cifras presentan un incremento.

A la fecha, la unidad de cuidados intensivos se encuentra en su máxima capacidad. Un plan de contingencia incluye la rotación de personal y camas para aprovechar los recursos y brindar atención oportuna a los menores.

El hospital también confirmó que investiga por qué los virus se comportan de forma más agresiva, lo que implica utilizar ventilación mecánica.