Última Hora

El dinero para las remodelaciones de los estadios Ricardo Saprissa y Alejandro Morera Soto para el mundial femenino sub-17 empieza a generar problemas.

Según el ministro de Deportes, William Corrales, esta plata no puede venir del gobierno sino de la empresa privada.

“Con los gastos del gobierno no se puede solventar los trabajos, momentáneamente, porque si en cualquier momento nos hacen una auditoría podríamos vernos en problemas”.

Esa es la explicación que da el ministro debido a que los dineros del gobierno no pueden ser tomados para realizar trabajos en ambos reductos deportivos pertenecientes a empresas privadas.

Por lo que los $1,4 millones que se requieren  para llevar a cabo estas obras, deben provenir del sector privado, mientras se espera el monto que otorgará la FIFA.

El ministro señaló que esta situación tiene que resolverse con recursos estrictamente privados, y que es algo que se está hablando entre las partes involucradas.

Además se espera que durante el mes de mayo, representantes de la Federación Internacional de Fútbol Asociado (FIFA) realicen una visita al país para verificar el avance de las obras.

Pese a este inconveniente con los dineros, Corrales señaló “que no habrá problema durante la inspección. Lógicamente se hará un informe del desarrollo de la estructura, de cómo quedó el comité local y las cabezas de las comisiones”.