Última Hora

Mantener el estómago vacío es una de las causas por la que se acumula grasa. Las meriendas entre comidas son una buena opción para que usted consuma alimentos, antes del almuerzo o la cena.

Sin embargo no todas las meriendas funcionan para cualquier horario.

Una excelente opción son los batidos de media mañana. Lo único que necesita es: melón, fresas, yogurt, leche descremada y endulzante sin calorías. Ponga todo a la licuadora hasta que tenga una mezcla homogénea.

Ponga un hielo para dar la sensación de granizado. Con esta merienda usted podrá llegar al almuerzo sin querer comer de más.

Para la merienda de media tarde, necesita una rodaja de pan integral, cebolla, limón, champiñones, queso de cabra y aceitunas negras.

Ponga a tostar el pan. Sofría con un poquito de aceite de oliva la cebolla y el chile. Luego añada un poco de sal y pimienta y bastante limón. Pique las aceitunas y los champiñones.

Cuando su pan esté listo, entonces prepárelo con el queso de cabra o cualquiera que sea de su gusto, eso sí, que sea poco porque cualquier queso tiene grasa.

Luego introduzca la cebolla, el chile, los champiñones y las aceitunas.

Si después de cenar, queda con hambre, no repita la comida. Mejor prepare un snack saludable.

Use zanahoria, pepino y rábano. Si quiere agregar algún dip, use aceite balsámico y endulzante sin calorías. Luego si desea ponga semillas de sésamo y pimienta.

Estas meriendas le ayudarán a minimizar los alimentos o los malos hábitos de comer mucho entre horas de comidas.