Última Hora

Alajuelense llegó a Tibás como favorito, le costó pero al final con marcador de 0-2 no defraudó a su feligresía que disfruta sumar capítulos a la pesadilla del campeón nacional.

De su lado Saprissa arrancó el encuentro con esperanza, pero al final sus propios errores fueron los que le costaron caro a los morados.

Cuando los equipos se fueron al descanso de los 45 minutos habían estado más cerca los tibaseños de abrir el marcador.

Ariel Rodríguez y David Ramírez estuvieron cerca, pero entre Pemberton, el palo y la mala puntería cerraron el marco alajuelense.

Ariel avisó al primer minuto y volvió a llamar al 6’. Ramírez al 12’ y al 13’, pero sin éxito.

Estas llegadas fueron reflejo de lo que se veía en la cancha. Presión en la zona de defensa y velocidad y acuciosidad en la línea de ataque.

Alajuelense se vio abrumado por el planteamiento tibaseño, tanto así que la única de peligro en la primera parte fue un remate de media distancia de Juan Gabriel Guzmán, repelido por Briceño.

En la segunda parte fueron las permutas de Campos y de Ramírez las que marcaron las diferencias.

Mientras Saprissa perdió fuelle con la salida de Ramírez por Saucedo, los erizos tomaron fuerza con el ingreso de McDonald.

Fue este delantero el que pescó a la defensa local saliendo para entrar al área y encontrarse el servicio de Gutiérrez y sin contemplaciones fusilar a Briceño para el 0-1 al 77’.

Con el reloj a su favor los manudos acapararon el balón y al 87’ Gabas –que entró en la segunda parte– remató de largo y Briceño se vio mal al tratar de rechazar el envío para el 0-2.

Los manudos se dejaron las tres unidades, se mantienen invictos y los morados siguen viviendo una pesadilla.