Última Hora

Así es compañeros, hay tantas novedades en cartelera que voy a empezar con algunos comentarios breves de dos películas, dos secuelas, que se estrenaron en nuestro país la semana pasada.

 El año pasado, "La noche de la expiación" ilustró un futuro donde el gobierno de Estados Unidos establece una noche al año donde todo crimen es legal, incluyendo el asesinato.

La película no exploraba mucho su estrafalario argumento y más bien mostraba situaciones de crueldad y sadismo con la excusa de criticar la creciente ola de violencia en la sociedad.

Este aspecto no desaparece del todo, pero cambia y mejora bastante en la tensa secuela, que esta vez no se llama "La noche de la expiación 2", sino "12 Horas para sobrevivir".

La situación es la misma, con otros personajes, solo que esta vez se profundiza un poco más el trasfondo ideológico detrás del argumento. Un 5 mi calificación para la segunda parte de lo que pinta como una larga y discutible franquicia.

La otra secuela de esta semana es "Winter el delfín 2". La primera entrega, estrenada en el año 2011, contaba la historia verídica de un delfín herido, que es rescatado por un niño y vuelve a nadar gracias a una prótesis. Esta vez, el relato no es tan cautivante.

La madre sustituta de Winter fallece y los encargados del acuario de Clearwater necesitan encontrar a otro delfín que lo acompañe.

Merece respeto el afán de los autores por enviar mensajes de esperanza y apoyo a la fauna marina, pero la trama carece de fuerza dramática.

Grandes actores como Morgan Freeman hacen acto de presencia y no aportan mucho.

Otro 5 para "Winter el delfín 2", cinta bien intencionada pero blanda y deslucida.

Seguimos con un comentario que había quedado rezagado desde la semana pasada: es para una producción familiar que me recordó mucho a "E.T.". Se trata de "Llamando a Ecco". 

Desde su estreno en 1982, "E.T. El extraterrestre" de Steven Spielberg influenció a un sinnúmero de filmes,pero en el caso de "Llamando a Ecco", las similitudes rozan el plagio.

Tres niños investigan el origen de unos mensajes codificados que han estado recibiendo en sus celulares.

Entran en contacto con un ser biomecánico proveniente de otra galaxia, el cual está extraviado en la Tierra y necesita ayuda para volver a su casa.

Como aventura juvenil, la cinta mantiene cierto encanto a pesar de su escasa originalidad. Eso sí, saltan a la vista varias incoherencias dentro de una historia que se supone que se desarrolla en una sola noche.

Otra cosa que no me convenció es la forma en que la película está narrada, según la moda del falso documental, por lo cual todo lo que se ve en pantalla supuestamente fue grabado por los niños, con cámaras de vídeo caseras.

Esto también se presta para algunas incoherencias y sobre todo, le da un aspecto desaliñado a muchas escenas. La excusa del realismo no me parece suficiente para tener que aguantar una cámara temblorosa, una fotografía deficiente y actuaciones poco profesionales.

No hay nada malo en copiar a Spielberg, pero por lo menos hay que tratar de hacerlo bien. Un 5 para "Llamando a Ecco".

Colin Firth y Nicole Kidman son los ilustres intérpretes del drama "Un pasado imborrable".

Colin Firth ofrece una enésima demostración de su refinado talento en "Un pasado imborrable", donde encarna a Eric Lomax, un exoficial británico quien conoce a una bella mujer (la siempre elegante Nicole Kidman) a bordo de un tren. Ambos se enamoran y ella intenta ayudarlo a superar antiguos traumas personales.

Durante la Segunda Guerra Mundial, el hombre fue capturado y sufrió maltratos terribles a manos de unoficial japonés. Cuando descubre que su torturador sigue vivo, él decide buscarlo y arreglar cuentas pendientes.

Basada en una novela autobiográfica de Eric Lomax, la película plasma en imágenes un relato intrigante, que se desarrolla con ritmo pausado pero firme. 

Es casi una continuación ideal delclásico de 1957 "El puente sobre el río Kwai"; y culmina con una resolución dramática que no es muy sorpresiva, pero se presta para hacer reflexionar sobre cómo la guerra saca a relucir las peores cualidades del ser humano.

Lamentablemente, toda la tensión acumulada a lo largo de la proyección, se diluye en un desenlace apresurado, que desaprovecha la tremenda carga emotiva de la situación: el protagonista que por fin encara a su némesis y debe decidir entre la venganza y el perdón. Aunque el final decepciona, la propuesta vale: un 7 de mi parte para "Un pasado imborrable".

Como se nos había prometido, la segunda parte de la película "Ninfomanía" se exhibe en Costa Rica quince días después de su polémica prodecesora.

En cartelera: 

"Ninfomanía" es una ambiciosa película de cuatro horas, que fue dividida en dos partes para su exhibicióncomercial. Es quizá la entrega más personal y atrevida, aunque no la mejor, del gran cineasta danés Lars Von Trier. Describe el calvario de una mujer adicta al sexo, quien pierde la capacidad de sentir placer e intenta recuperar su sensibilidad multiplicando las relaciones ocasionales.

Ella renuncia incluso a su propia familia para poder atender a humillantes sesiones de sadomasoquismo. Es ésta una de las muchas situaciones controversiales que la película expone de manera ingeniosamente provocadora, alternando con consideraciones intelectuales sobre historia, arte y religión.

En muchos casos pareciera que el autor no está realmente interesado en hablar sobre sexo y la sexualidad femenina, sino reflexionar e incluso ironizar sobre su propia posición como artista en el ámbito de la sociedad.

Seguramente "Ninfomanía" plantea un reto para el espectador: quienes esperan una cinta erótica quedarán frustrados, ante una propuesta anticonvencional que muestra el sexo sin sensualidad y sin alegría. Es una película ciertamente difícil, a veces desagradable, que al igual que suprotagonista incomoda, perturba y no se deja amar.

Pero al mismo tiempo, se trata de cine necesario. Ratifico el 8 de calificación para "Ninfomanía parte 2".

El estreno de la semana:

Cinco nuevas películas debutan este fin de semana en el país. Entre ellas, destaca una que se llama "Correr o morir".

Se exhibe en el país con el título de "Correr o morir" la adaptación de "The Maze Runner" (El corredor del laberinto), exitosa novela de James Dashner, sobre un adolescente que descubre que alguien borró sus recuerdos y lo puso en el centro de un laberinto del cual es casi imposible salir.

No se pierdan esta película en sus cines favoritos y esperen mi crítica el próximo viernes, aquí en Buen Día.

Como siempre los invito a seguirme en mi página de Facebook: Buen cine con Mario Giacomelli, donde recomiendo una buena película de lunes a domingo.