Última Hora

El presidente del Incofer, Guillermo Santana, asegura que se encontró con sorpresas en el proyecto del tren hacia Alajuela, que planteó la anterior administración y eso hace que hoy camine más lento.

Uno de los principales es el derecho de vía.

Hay lugares en que negocios o casas quedarán muy cerca de las líneas férreas. De no solucionarse con ayuda de las municipalidades esto hará que el tren viaje más lento por esos sitios.

Otra situación que debe manejar el Incofer es el estudio de pasajeros para luego hacer las horas de recorrido.

Se tiene previsto que el tren hacia Alajuela esté listo para el mes de noviembre.

En pocos días llegarán a las zonas de trabajos 10 de los 24 kilómetros de línea férrea que se le compró a China con un valor de 1.120 millones de colones.