Última Hora

No vamos a tapar el sol con un dedo, el licor está en las reuniones de muchos de los costarricenses cada fin de semana y para las celebraciones.

Pero, ¿cuál es la manera apropiada de hablar sobre el tema con los hijos para que aprendan a moderar su consumo?

La regla de oro de acuerdo con los especialistas es perder el miedo a hablar sobre el tema, pero al hacerlo hay que tener la información necesaria para hablar con propiedad.

Según el comunicólogo, Eugenio Regidor, nunca es temprano ni tarde para hablar del tema.

Agrega que, en resumen, son cuatro aspectos esenciales que se deben tomar en cuenta a la hora de discutir el tema con los hijos.

El primero es el apoyo o afecto, el segundo es la supervisión, luego está la comunicación y por último darles la oportunidad a los hijos de que se expresen y hagan preguntas. Los sermones no ayudan.

Así que adelante, hable, no se quede callado que sus hijos aunque pueda no parecerlo le necesitan.