Última Hora

Este martes, tras el Consejo de Gobierno, el presidente Luis Guillermo Solís, centró su atención en el tema de los precios de los combustibles y el modelo propuesto por SUTEL para cobrar el internet móvil por descarga.

Luego de que la Aresep le planteara los posibles escenarios para reducir el costo de los combustibles al público, Solís ha dicho que la opción de reducir el impuesto de estos es inviable.

El mandatario argumentó que esto afectaría el déficit fiscal del país, y reduciría recursos destinados a la construcción y mantenimiento de carreteras.

“No hay posibilidades, según lo que me ha dicho el señor ministro de Hacienda, de bajar el impuesto sin generar el déficit sobre el PIB”, dijo.

El Gobierno recauda más de 400 mil millones de colones al año por concepto del impuesto a los combustibles, por eso admiten que deberán buscar opciones alternativas.

Por otra parte, el mandatario agregó que preparan una posición oficial en relación con el cobro de tarifa de internet móvil por descarga, la cual presentarían  a la SUTEL en la audiencia pública del 1 de julio.