Última Hora

Si usted es de los que todavía creen que la construcción es sólo un trabajo de hombres lamentamos decirle que está muy equivocado.

La protagonista de esta historia, pasa sus días entre varillas y mezcla para construcción.

Pero para llegar ahí, tuvo que derrumbar la pared del machismo y la indiferencia.