Última Hora

Hace pocos días, el contenedor que albergará el hospital móvil del Hospital de Niños realizó un viaje desde un almacén fiscal en Alajuela hasta el centro médico en San José.

Con él también llegó la ilusión de estar cada vez más cerca de poder contar con un hospital de emergencia.

El contenedor fue donado por la empresa Chiquita y trae seis áreas de campamentos. Dos de ellas  de 27 metros cuadrados que se convertirán en quirófanos, y cuatro de 54 metros que funcionarán como campamentos de atención.

Además de aires acondicionados, camillas, sábanas y hasta un sistema potabilizador de agua. Pero a pesar de que lo más grande ya está listo, todavía hace falta equipar el hospital.

Gracias a la donación de empresas y particulares, se han invertido más de 450 millones de colones. Y todavía falta camino por recorrer.

La idea es que en caso de emergencia, el hospital móvil sea capaz de brindar una rápida respuesta.

Este jueves, el Hospital de Niños publicará el detalle de las donaciones y montos invertidos en esta campaña. Recuerde que todavía está a tiempo de ayudar.