Última Hora

La neurociencia ha demostrado que en los primeros meses de vida se crean dos billones de neuronas, pero sólo con la adecuada estimulación es posible que los niños logren su pleno desarrollo.

Es decir, la estimulación temprana no es una cuestión de moda, es un hecho científico que puede hacer la diferencia en el desarrollo de su bebé.

El rendimiento académico es sólo uno de los aspectos que se ven determinados por los primeros años de vida. Cada día las neurociencias entregan más evidencias de que esta etapa es una de las etapas más decisivas en la vida de un ser humano.

Los estímulos que el cerebro recibe es lo que realmente rige toda la estructura cerebral, y de cómo este conformada esa estructura así será nuestro aprendizaje.

Los estímulos pueden ser visuales, auditivos, táctiles, olfativos y gustativos, cualquier tipo de estímulo que pueda llegar a los neurotransmisores.

Aún que cuando esa información ya está presente desde antes de nacer, podemos tratar de solucionarlo desde los primeros momentos de vida por medio de las caricias, el amor y usando estímulos positivos.