Última Hora

Los cuestionamientos en relación a un supuesto sobreprecio, ausencia de estudios ambientales, tasas de interés elevadas, y transparencia de la empresa CHEC, elegida para ampliar y rehabilitar 107.2 kilómetros de la ruta 32, también llegaron a los candidatos presidenciales.

Los representantes del Frente Amplio, Acción Ciudadana, Unidad Social Cristiana, Movimiento Libertario y Liberación Nacional, le piden a la presidencia de la república, reconsiderar un análisis, tanto del acuerdo comercial como del proyecto, que actualmente está en el Congreso de la República.

Otto Guevara, del Movimiento Libertario, asegura que lo pertinente es que se renegocie el contrato o que el Gobierno tome otra dirección. “Lo que sí estamos claros, es que la ampliación y mejoramiento es una necesidad”.

El candidato del PAC, Luis Guillermo Solís, califica el convenio como un “pésimo megocio”, que “nos puede meter en un enredo del cual no salimos.

Por su parte, el aspirante del Frente Amplio, José María Villalta comparó este proyecto con el firmado en el caso del crédito finlandés, en el que “había que comprar con una compañía finlandesa”.

“Sí es muy urgente el proyecto de la ruta 32, pero por urgente no podemos pasar por alto los cuestionamientos que se han hecho, es muy importante aclarar los que se le han hecho a la empresa”, consideró Johnny Araya, candidato liberacionista.

La ampliación de esta vía tardaría tres años y medio y el costo sería de 465 millones de dólares.