Última Hora

El primer paso fue establecer las reglas de la negociación, pero la mesa de diálogo quedó abierta. Ambas partes trabajan en un plan de contingencia que permita una salida rápida al conflicto que mantiene 45 Ebais de Montes de Oca, Curridabat y La Unión cerrados desde hace más de una semana.

Ambas partes están satisfechas con el acercamiento y esperan una solución esta misma semana.

Por su parte, el sindicato continúa con las medidas de presión.

Este martes una funcionaria del Ebais de Curridabat inició una huelga de hambre. Ella permanece en un campamento que bloqueó la entrada a la rectoría y obligó a evacuar el edificio como medida preventiva.

Los manifestantes anunciaron que apelarán la declaratoria de ilegalidad de la huelga antes del jueves y elevarán el conflicto ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos.

Según el rector de la Universidad de Costa Rica, la contratación de cada trabajador representaría un pago de 23 millones de colones cada año, gasto que la institución no puede asumir.