Última Hora

El juicio por la muerte de una mujer en el hospital San Juan de Dios continuó en su segundo día con dos testimonios más.

La hija de la víctima, Joselyn Vargas, negó que su mamá haya querido morir, y aseguró que la sospechosa incluso los llamó para comunicarles el fallecimiento.

Además de ella, el supervisor de enfermeros del centro médico dio detalles del día en que ocurrieron los hechos.

Carlos Mora, narró el momento en que se encontró con la sospechosa, una enfermera jubilada de apellidos Barrantes Montero.

“Cerca del salón de urología la interceptamos, le dije que no se podía ir, ella llegó diciendo que era hija de la paciente (…) Nos la llevamos para el salón donde ocurrieron los hechos…”, explicó.

Mora dijo que inmediatamente se comunicó con la directora de enfermería y esta a su tiempo consultó con el encargado de asesoría legal.

Los hechos ocurrieron la mañana del 7 de agosto del 2012, en el salón de mujeres de ese centro médico.