Última Hora

La información con que cuenta el Patronato Nacional de la Infancia (PANI) se ve reforzada con la encuesta de indicadores múltiples por conglomerados de UNICEF y el Ministerio de Salud.

Un 46% de los menores entre los 2-14 años han sido sometidos al menos a una forma de castigo física o psicológica.

Los resultados del estudio se dieron a conocer en el marco de la Convención de los derechos del niño, y además señala que los menores varones son quienes más fueron sometidos a disciplina violenta.

De la misma manera, indica que los hombres padres aceptan en mayor medida el castigo físico.

Solo en la primera mitad de este año, el PANI ha recibido 1.368 denuncias. En el 2012 fueron 3.337 y en el 2011 3.106. Claramente, en los tres años las denuncias han mostrado un comportamiento sostenido.

Actualmente, el Patronato mantiene programas como el de Escuela de Crianza, cuyo objetivo es enseñar a los padres a educar en positivo. De la misma forma y además del 9-11, ha habilitado números como el 1147 para hacer denuncias por casos de agresión.