Última Hora

La leptospirosis no es una enfermedad común, y sus síntomas pueden confundirse con los del dengue.

Este es un mal típico de los países tropicales y se transmite al ser humano cuando entra en contacto con tejidos, orina o sangre de animales enfermos como ratones o vacas.

Además, los primeros síntomas se presentan una semana después.

El Instituto Costarricense de Investigación y Enseñanza en Nutrición y Salud (INCIENSA), se encarga de analizar las muestras de sangre cuando se sospecha que hay un caso de leptospirosis.

En lo que va del año, de las 1200 analizadas, 107 resultaron positivas. Gracias a esto también lograron encontrar dos nuevos tipos de bacteria, los cuales fueron nombrados Costa Rica y Corredores.

Aunque la mayoría de enfermos son personas que están en contacto con ganado, también es posible contagiarse al nadar en pozas contaminadas con orina de vacas o caballos con leptospirosis.

Los expertos también recomiendan lavar las latas de comida antes de abrirlas, ya que si algún ratón portador de la enfermedad orina en las latas, puede contagiar a los seres humanos.