Última Hora

El notario de apellidos Quesada Murillo fue detenido en su oficina ubicada cerca de la Iglesia de la Agonía en Alajuela.

Agentes de la Sección Especializada de Tránsito del OIJ lo investigan por supuestos trámites fraudulentos para sacar vehículos sobre los cuales existían parte o estaban retenidos en el platel del MOPT de Alajuela.

Según las investigaciones, cobraba entre 80.000y 100.000 colones a los interesados.

En total, habría logrado sacar unos 13 vehículos de forma fraudulenta.

Junto a este sujeto también fue detenida una supuesta tramitadora del Cosevi de apellidos Cabezas Araya y tres personas que pagaron por ese trámite irregular.

Pero este notario está suspendido por la Dirección de Notariado desde noviembre del 2012 como consta en estos documento y pesa sobre él una sanción al día de hoy.

A pesar de esto, los agentes encontraron durante los allanamientos a su oficina unas 300 escrituras las cuales fueron realizadas durante este 2013, es decir, estando suspendido.

El sujeto, además, tiene dos causas abiertas por estafa.

Una de ellas interpuesta por un empresario alajuelense que reclama unos 50 millones de colones y otra por una mujer de apellido Pérez, vecina de Escazú, quien fue alertada que una propiedad suya estaba siendo traspasa de forma fraudulenta en el Registro Público por parte de este notario.

Todos los detenidos fueron pasados al Ministerio Público y ahora están a la espera de medidas cautelares.