Última Hora

La Sección de Estupefacientes del Organismo de Investigación Judicial en conjunto con la Policía Municipal tomó esta tarde la localidad de Reina de Los Ángeles, en Sagrada Familia.

Allí operaba una supuesta banda que contaba incluso con una red de equipos de radio comunicación para alertarse sobre la presencia de la policía.

Por eso los agentes del OIJ tuvieron que ingresar al lugar ocultos dentro del cajón de un camión de carga, en una maniobra policial conocida como el “caballo de Troya”.

En el lugar realizaron cuatro allanamientos y detuvieron a tres sospechosos.

El supuesto líder del grupo es un hombre de apellido salas, de 30 años.

También cayeron dos hombres de apellidos Campos de 27 años y Umaña de 19.

El lugar es conocido por ser una de las principales ventas de droga del sur de la capital, así como un lugar tipo bunker en donde los adictos se reúnen a consumir droga.

En el allanamiento decomisaron seis radios de comunicación, así como 10 millones de colones en efectivo y 1.500 dólares.

Los allanamientos se dieron luego de compras controladas de droga.

Todos los detenidos quedaron a las órdenes de La Fiscalía.