Última Hora

Internacional

Tribunal Electoral busca disipar los temores de un fraude en Honduras

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras realizó ensayos para tratar de alejar el fantasma del fraude en las elecciones generales del domingo...

AFP Agencia Hace 11/20/2013 3:55:00 PM

El Tribunal Supremo Electoral (TSE) de Honduras realizó ensayos para tratar de alejar el fantasma del fraude en las elecciones generales del domingo, que serán seguidas por unos 750 observadores internacionales ante la fragilidad institucional de un país que hace cuatro años sufrió un golpe de Estado.

"Han salido satisfactorias las pruebas que se hicieron del sistema de transmisión (de datos) del 50% de los centros de votación" para garantizar la transparencia del proceso, afirmó a la AFP el presidente del TSE, David Matamoros.

Unos 5,3 millones de hondureños, de una población de 8,4 millones, están llamados a acudir a las urnas a partir de las 07H00 (13H00 GMT) y hasta las 17H00 locales (23H00 GMT) del domingo para elegir, en unos comicios de solo una vuelta, a un presidente, tres vicepresidentes, 128 diputados y 298 alcaldes para los próximos cuatro años.

Matamoros añadió que el TSE espera dar los primeros resultados a las 18H30 locales (00H30 GMT del lunes), para adelantarse al hecho de que, dos horas después del cierre de las urnas, los medios de comunicación pueden transmitir resultados de encuestas a boca de urna.

El magistrado explicó que en la mesa electoral habrá un delegado por cada uno de los nueve partidos y cada uno tendrá una copia del acta de resultados, que será escaneada y transmitida al centro de cómputo del TSE, instalado en un hotel de la capital.

"Hay dudas sobre el sistema de transmisión de resultados (porque) la mesa va a operar bajo la dependencia de los partidos políticos, no del Tribunal", declaró a la AFP Adán Palacios, experto en procesos electorales en América Latina y miembro de la ONG Monitor Electoral.

Matamoros precisó que 16.000 urnas serán instaladas en alrededor de 5.400 centros de votación, la mayoría escuelas, pero no podrán transmitir resultados de 611 centros por carecer de conexiones de internet.

El material electoral está siendo distribuido en los 18 departamentos del país.

"Cientos de ojos"
La jefe de una misión de la Unión Europea (UE) que observa las elecciones, Ultike Lunacek, advirtió que hay muchos "ojos mirando" para impedir un fraude. "Lo que pide la comunidad internacional y el pueblo hondureño es que este proceso sea transparente", subrayó.

Unos 750 observadores internacionales han llegado a Honduras para seguir de cerca los comicios, de la Unión Europea (UE), la Organización de las Naciones Unidas (ONU), la Organización de Estados Americanos (OEA) y el estadounidense Centro Carter.

La UE movió una delegación de más de cien personas -la más numerosa-, organizadas en un periodo de vigilancia de tres meses, antes y después de la votación, precisó a la AFP Lunacek.
En una carta al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, una docena de senadores de ese país manifestaron dudas de "la capacidad del gobierno de Honduras para llevar a cabo elecciones libres y justas en el momento mismo en que se ha movilizado a una nueva policía militarizada".

Los senadores abogaron por un "un proceso electoral libre, justo y transparente", al lamentar que haya "instituciones frágiles" en este país.

"A no meter la pata"
Durante dos décadas de regímenes militares (entre 1963 y 1982), las votaciones comenzaban con las urnas ya llenas o los soldados salían al paso de los electores ordenándoles por quien votar.
Tras el retorno a la democracia en 1982, se presentaron irregularidades consideradas normales en los procesos, pero el 29 de junio de 2009 el presidente Manuel Zelaya, cuya esposa Xiomara Castro es una de los dos favoritas en estos comicios, fue derrocado en un golpe de Estado perpetrado por una alianza de militares, empresarios y políticos de derecha.

En las primarias de 2012, el candidato oficialista del Partido Nacional (PN, derecha), Juan Orlando Hernández, principal rival de Castro, fue señalado de cometer fraude -por controlar la autoridad que organizó el proceso- contra el alcalde capitalino Ricardo Alvarez, quien exigió un recuento de votos, pero la justicia lo desestimó. Ahora aparece en la fórmula como vicepresidente.Palacios señaló que el TSE entregó a los partidos las credenciales para los delegados de mesa, lo que "se presta para la compra y venta", y que en el padrón electoral hay cientos de miles de nombres de personas muertas, que cambiaron de domicilio o están fuera del país."La comunidad internacional no nos va a perdonar otra vez si metemos la pata", comentó a la AFP un conocido diplomático de carrera -cuyo nombre se reserva-, en referencia al golpe.