Última Hora

Cuando se regala joyería, lo más común del mundo, es que las piezas se dejen en la misma caja en la que se adquirieron.

Eso, si bien no deja de ser especial, sería aún mejor si la persona que recibe el regalo, no se da cuenta de que es joyería.

Esto se logra con un ingenioso empaque, sin utilizar papel de regalo.

Doña Nuria Bonilla nos explica cómo se hace.