Última Hora

La sed por adrenalina es lo que motiva a un hombre a arriesgar su vida frente a un toro.

Esa es la justificación que da Jimmy muñoz, mejor  conocido como "Pocha", quien recientemente sufrió dos fuertes revolcones en las corridas de toros en Zapote. Pocha tiene 42 años y dentro de un redondel la gente lo conoce con ese sobrenombre.

Jimmy Muñoz Lizano es vecino de Concepción de Tres Ríos donde vive con su esposa Cinthia Campos y sus 2 hijos. Este pintor industrial y amante de las artes marciales, tiene 24 años de enfrentar a los toros; una pasión que nació en Zapote durante su juventud.

Pocha comenta que su afición nació hace años, en su juventud, cuando asistía a las fiestas con los amigos, cuando de pronto se vio dentro del redondel, y apenas tuvo su cédula se le hizo costumbre asistir año tras año al redondel como torero improvisado.

En 19 años acumuló muchas sustos y experiencias en la arena y según cuenta él, fue hasta el 27 de diciembre del 2009 cuando tuvo su primer revolcón. Éste susto corrió por cuenta de "El rayita", toro de la ganadería 3 X, aquel revolcón estuvo lejos de atemorizarlo y más bien alimento su necesidad de adrenalina.

Según Jimmy es una adicción a la adrenalina que se siente en el redondel, como el peleador de artes marciales o el boxeador, que ya estando en el ring el temor se va, y lo que fluye es la adrenalina, que de acuerdo con Pocha es lo que siente él por el toro. Su familia lejos de darle la espalda, lo motiva y entienden su pasión.

El 2012 cerró con emociones fuertes para "Pocha"; por ayudar a un compañero sufrió la embestida de "El gabrielito"  el 28 de diciembre anterior. Ese mismo día otro toro le provocó otro levantón, pero que al final lo motivan a seguir adelante, sin miedo y con las ganas de ayudar a los más nuevos dentro del redondel.