Última Hora

Internacional

Veintitrés muertos en dos explosiones ante la embajada de Irán en Beirut

Un doble atentado suicida con bombas sacudió el martes el complejo de la embajada de Irán en Líbano y causó al menos 23 muertos...

Agencia Reuters Hace 11/19/2013 5:25:00 PM

Un doble atentado suicida con bombas sacudió el martes el complejo de la embajada de Irán en Líbano y causó al menos 23 muertos, entre ellos el agregado cultural iraní.

Un grupo libanés vinculado a Al Qaeda conocido como Brigadas Abdullá Azzam reivindicó la autoría del ataque contra la misión diplomática en el sur de Beirut.

El grupo amenazó con más ataques a menos que Irán retire a sus fuerzas de Siria, donde han apoyado al presidente Bashar el Asad contra los rebeldes en un conflicto que dura ya dos años y medio.

Grabaciones de cámaras de seguridad mostraron a un hombre con un cinturón con explosivos acercándose a la valla exterior de la embajada antes de inmolarse, dijeron responsables libaneses. Añadieron que la segunda explosión fue causada por un coche bomba aparcado a dos edificios del complejo.

Sin embargo, el Ejército libanés dijo que ambas explosiones se tratasen de ataques suicidas.
En un tuit, el jeque Sirajeddine Zuraiqat, guía espiritual de las Brigadas Abdullá Azzam, dijo que el grupo había perpetrado el ataque. "Fue una doble operación de mártires de dos de los héroes suníes de Líbano", escribió.

Líbano ha sufrido este año una serie de ataques con bombas y enfrentamientos sectarios entre suníes y chiíes musulmanes relacionados con el conflicto sirio que han dejado cientos de víctimas mortales.

Los atentados del martes ocurrieron en la víspera de nuevas negociaciones entre potencias mundiales e Irán en torno al polémico programa nuclear de la república islámica. Las partes estuvieron cerca de lograr un acuerdo interino en conversaciones celebradas este mes.

Las explosiones se produjeron también mientras las fuerzas de Asad extienden su dominio militar en Siria antes de las negociaciones de paz que Naciones Unidas espera celebrar a mediados de diciembre y en las cuales Irán dice está dispuesto a participar.

Irán, un país chií, ha apoyado la lucha del presidente Asad contra los rebeldes suníes, que están respaldados por potencias suníes como Arabia Saudí y Qatar.

Grupos rebeldes sirios, algunos vinculados a Al Qaeda, han amenazado con llevar su batalla de Siria a Líbano en respuesta a la participación militar de Irán y su aliado Hezbollá, un grupo guerrillero chií libanés, junto a las fuerzas de Asad.

FALLECE EL AGREGADO CULTURAL
El embajador iraní Ghazanfar Roknabadi dijo que estaba claro que los ataques estuvieron dirigidos a su embajada e identificó a uno de los muertos como Ebrahim Ansari, un agregado cultural que se dirigía a su trabajo cuando explotó la bomba.

El ministro de Salud, Ali Hassan Jalil, dijo que 23 personas murieron y 146 resultaron heridas.
"En la entrada de la embajada iraní conté seis cuerpos fuera", dijo el cámara de Reuters TV Issam Abdullá. "Vi partes de cuerpos (...) arrojadas a dos manzanas de distancia. Hubo un daño enorme".

La reforzada puerta de metal de la embajada quedó doblada por las explosiones.
El fuego incendió algunos coches fuera de la embajada y las fachadas de algunos edificios quedaron destrozadas. Cristales de las casas aledañas cubrían las calles ensangrentadas y algunos árboles quedaron cortados, pero la fortificada sede diplomática sufrió daños menores.

Soldados con uniformes de camuflaje, bomberos y paramédicos acudieron rápidamente al lugar para evacuar a los heridos.

El ataque ocurrió después de incursiones con coches bomba en bastiones suníes y chiíes de Beirut y la ciudad norteña de Trípoli en agosto, en las que murieron al menos 66 personas.

"Quien sea que realice un ataque de este tipo en estas circunstancias sensibles, de cualquier facción, sabe directa o indirectamente que está sirviendo a los intereses de la entidad sionista (Israel)", dijo el embajador iraní Roknabadi.

Añadió que no sabía si había otros responsables iraníes entre los muertos, pero canales de televisión libaneses citaron a fuentes diplomáticas iraníes diciendo que no había personas heridas dentro de la embajada.